Home

Recientes investigaciones asociarían un reconocido instrumento de evaluación escolar a nocivos efectos en la salud educacional. Estos instrumentos corresponderían a las pruebas basadas en memorización (PBM) las cuales estarían siendo consideradas como principales implicadas en patologías educacionales complejas como el retroceso crónico de la motivación al aprendizaje y la inhibición progresiva de la curiosidad intelectual.

 

Las PBM han sido el instrumento más ampliamente utilizado en las escuelas y colegios utilizadas debido a su simple elaboración y administración por parte de los profesores. Sin embargo, a pesar de gozar de buena reputación de parte de la mayoría de los docentes hasta el día de hoy, son los estudiantes quienes no estarían viéndose beneficiados de manera aparente alguna.

 
Las razones que esgrimirían los estudiantes es una sensación de inhibición progresiva de la motivación por el aprendizaje y decrecimiento sostenido de la curiosidad intelectual, fenómenos ligados a la frustración debido a desalentadores resultados académicos producto de evaluaciones cuyo foco principal está situado en la memorización de conceptos. Preocupante es señalar que estas patologías educativas que paulatinamente se han ido instalando no sólo afectan al grupo de estudiantes que muestran desempeño académico bajo sino a quienes logran demostrar positivos índices de memorización de contenidos de igual manera. Esto se debe a que en sí misma, la memorización no es señal de gestión inteligente de la información sino solo una muestra de desempeño básico.

 

Especialistas buscando los motivos de esta problemática de salud educacional apuntan sus investigaciones hacia la evolución del estudiante en los últimos 15 años. Estos estudios muestran que hacia principios del nuevo milenio, una variación significativa en la actitud de los estudiantes hacia la enseñanza escolar podría ser la principal causa de las patologías anteriormente nombradas.

 

Hace al menos 17 años, los estudiantes chilenos cuentan con acceso a una importante herramienta que marcó un hito en la gestión del conocimiento. Esta herramienta no sólo redujo la cantidad de tiempo empleado a buscar información sino también desterró la antigua idea de la necesidad de memorizar información.

 

Sin duda las PBM fueron un instrumento exitoso en el anterior milenio y su aporte a la educación de las antiguas generaciones es imposible de desacreditar. Sin embargo, no atender al cambio de paradigma que la tecnología llegó a instalar en la gestión del conocimiento es la forma más rápida de acabar con la educación de niños y jóvenes del siglo XXI.

 

Con sólo algunas modificaciones en los instrumentos usados en los establecimientos educacionales, expertos aseguran que el estado de salud de nuestra educación podría mejorar significativamente.

Anuncios

Tu opinión importa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s